Jueves, 16 de julio de 2020

En las últimas semanas, se conocieron a través de medios periodísticos experiencias e irregularidades producidas en torno a abusos y violencias relatadas por estudiantes y egresados y egresadas que asistieron a colegios Boisdron y Reina de la Paz de Tucumán. En este sentido, desde Andhes solicitaron al Ministerio de Educación de la provincia tomar medidas pertinentes desde una perspectiva de género y un enfoque de derechos.

“Este pedido se enmarca en el contexto de las múltiples denuncias de público conocimiento ocurridas a nivel nacional contra la institución educativa FASTA, donde se desmanteló la ejecución de prácticas abusivas y discriminatorias que atentaron contra la integridad de ex estudiantes que concurrieron a estos colegios”, expresó Martín González, abogado del área de género y derechos humanos de Andhes.

Con el objetivo de garantizar los derechos de Niños, Niñas y Adolescentes  y promover una educación libre de violencias y discriminaciones de todo tipo, desde Andhes consideraron imperioso avanzar en el cumplimiento de la Ley de Educación Sexual Integral.

Es que según González, “entre los públicos relatos se puede hacer la lectura de cómo estos establecimientos religiosos y educativos se alejan de lo direccionado por la Ley de Educación Sexual Integral, formando e incitando discursos de odio contra las personas que no encuadran en su “normalidad”, patologizando identidades y atentado de manera coercitiva contra la salud de los y las adolescentes”.

En este sentido, para Andhes resulta necesario revisar y evaluar las prácticas institucionales y el accionar del equipo directivo de los colegios Boisdron y Reina de la Paz como así también las prácticas de enseñanza y las propuestas pedagógicas llevadas a cabo por sus docentes.

La organización solicitó que los contenidos mínimos de las prácticas curriculares se guíen de los lineamientos prioritarios establecidos para la educación sexual integral en las escuelas y no según contenidos arbitrarios proporcionados por las propias instituciones educativas que puedan no contemplar perspectivas de niñez, género y derechos humanos.

“Nos parece urgente y oportuno establecer instancias de diálogo con los actores involucrados para fortalecer y promover una política educativa respetuosa de los Derechos Humanos. No podemos perder de vista que tanto las instituciones de gestión pública y privada deben incluir e implementar el enfoque de la ESI, el cual se inscribe en un marco de políticas públicas relacionadas con la inclusión y la equidad en nuestro Sistema Educativo Nacional”, plantearon desde Andhes. 

Y concluyeron que todo esto cobra mayor relevancia en una provincia como Tucumán, fuertemente conservadora, que presenta de modo permanente obstáculos y trabas para reconocer y proteger los Derechos de las Niñas, Mujeres y del Colectivo LGBTI+.  

Ingrese su búsqueda y presione enter.
Share
EnglishFrançaisDeutschEspañol