No es un hecho aislado: nuevo caso de violencia policial en Tucumán


Ante un nuevo caso de homicidio en manos de agentes policiales, Andhes solicita el apartamiento de la policía provincial en toda la investigación judicial y exige una inmediata reforma de la institución policial.

Un nuevo caso de violencia policial estremece a Tucumán. Según información periodística, dos bicipolicías redujeron a Walter Ceferino Nadal a quien perseguían por un supuesto robo, le pusieron la rodilla en la nuca y lo dejaron sin aire. Murió por asfixia. Así lo determinó la autopsia que ordenó la fiscala Adriana Giannoni, a cargo de la investigación. Testigos citados por La Gaceta indican que, desde el piso, el hombre advertía ‘me falta el aire, me falta el aire’. 

El caso encuentra marcadas similitudes con el asesinato de George Floyd en Estados Unidos por parte de la policía de Minneapolis y que desató una fuerte reacción social. Al igual que Nadal, Floyd también advirtió que le faltaba el aire durante los nueve minutos que el policía Derek Chauvin le presionó el cuello con la rodilla hasta causarle la muerte. Los oficiales implicados en el hecho fueron despedidos de sus cargos y el responsable directo acusado de homicidio.

Como se viene denunciando desde Andhes, el caso de Nadal no representa un hecho aislado. El 15 de mayo pasado, Luis Espinoza, trabajador rural de 31 años, fue asesinado y su cuerpo desaparecido. Nueve policías y un civil están acusados por el hecho.  Desde el comienzo del Aislamiento Social, Preventivo y Obligatorio, el accionar violento y discriminatorio de las fuerzas de seguridad ha aumentado notablemente.

La violencia policial no es nueva. La indiferencia política tampoco lo es. Las prácticas violentas se repiten día a día. Estamos ante un problema estructural. Es imprescindible entonces que el gobierno provincial en su conjunto se haga cargo de esta problemática y la reconozca. 

El aumento de las facultades discrecionales a la policía por parte del poder ejecutivo y legislativo, como la ley para reducir los motoarrebatos y la vigencia de la ley de contravenciones, reproducen las condiciones para la violencia policial. Por su parte, el poder judicial tiene la obligación de desmantelar el entramado de impunidad que facilitan éstas prácticas.  

Ante un nuevo caso de homicidio en manos de agentes policiales, desde Andhes solicitamos el inmediato apartamiento de la policía provincial en toda la investigación judicial, exigimos una inmediata reforma de la institución policial en base a estándares internacionales de derechos humanos y exigimos el reconocimiento expreso del Estado de que la violencia institucional debe ser erradicada de las prácticas policiales.

Ingrese su búsqueda y presione enter.
Share
EnglishFrançaisDeutschEspañol