Los organismos de DDHH del NOA expresan su preocupación ante la posible intervención del Archivo Nacional de la Memoria

A partir de los dichos de público conocimiento del pasado 8 de enero del corriente año en los medios de prensa por parte de Claudio Avruj, secretario de Derechos Humanos, respecto al posible relevamiento de Horacio Pietragalla en su rol de Presidente del Archivo Nacional de la Memoria (ANM) y de elegir a una nueva persona para desempeñarse en el cargo sin consenso, los organismos manifestaron su preocupación por el futuro de la institución.
El ANM es un ente descentralizado con un rol fundamental para preservar, conservar y difundir informaciones, testimonios y documentos sobre las violaciones de derechos humanos realizadas por el Estado argentino. El artículo 4 del Decreto Nacional 1.259/2003 de creación del Archivo Nacional de la Memoria establece que la presidencia del mismo será ejercida por un funcionario designado por el Poder Ejecutivo Nacional sin embargo, históricamente sus autoridades fueron designadas con el consenso de los organismos de derechos humanos, los cuales sentaron sus bases y participaron activamente en su construcción. La elección arbitraria de su autoridad máxima significaría un retroceso en la construcción de una democracia participativa, así como la puesta en riesgo de la construcción colectiva de la memoria reciente de nuestro país y, concretamente, implica poner en jaque la confianza de quienes confiaron sus archivos personales y familiares a la documentación sensible que resguarda el ANM, custodio de gran parte de la lucha contra la impunidad en el país.
En el ANM se encuentran resguardados los primeros datos entregados a autoridades nacionales e internacionales por los familiares de las víctimas del terrorismo de Estado,  listados de personas desaparecidas o prisioneras, el fondo documental de la Comisión Nacional de Desaparición de Personas (Conadep), los archivos del Banade de censura a la cultura y, entre otros, el material de la Cadhu (Comisión Argentina de Derechos Humanos), colecciones privadas y objetos donados por familiares para la guarda a cargo del Estado nacional. Material que también incluye un acervo de datos sensibles sobre los delitos económicos y las responsabilidades civiles en los que trabajó el ANM durante los últimos años. Este material constituye un insumo central para las causas judiciales por delitos de lesa humanidad que se llevan adelante en Argentina. A su vez, es el más importante sobre la memoria de la vida y de la militancia de los hijos y familiares y de la lucha sostenida contra el terrorismo de Estado.
A cuarenta años de la dictadura cívico-militar más terrible que sufrió nuestro país, los organismos exigen que el gobierno nacional resguarde el Archivo Nacional de la Memoria en su rol de custodio de pruebas fundamentales para la justicia y de material histórico invalorable para consolidar la democracia. El Archivo representa uno de los avances más emblemáticos logrados por la sociedad argentina en las políticas públicas de Memoria, Verdad y Justicia.
Agrupación ex Presos Políticos “Héroes de Trelew” (Teresa Sosa)
ANDHES (Abogados y Abogadas del NOA en DDHH y Estudios Sociales)
FA.DE.TUC (Virginia Sosa)
Fundación Memorias e Identidades de Tucumán (Raquel Zurita y Marta Rondoletto)
Teresa Arias
Estella M. Assaf
Elvio Ferreyra – querellante
Mirta Ferreyra – querellante
Ana Muñoz
Jesús Salim
Silvia Sandoval
Teresa Sosa
 
 
 
 
 

Ingrese su búsqueda y presione enter.
EnglishFrançaisDeutschEspañol