Los archivos que rompieron el pacto de silencio genocida

Los abajo firmantes Organismos de Derechos Humanos de Tucumán queremos manifestar nuestra posición en relación a los últimos acontecimientos que tuvieron lugar en el marco del Juicio oral y público  del CCD “Jefatura de Policía”, poniendo de relieve la importancia que representa para el conocimiento fehaciente de la verdad histórica buscada a través de estos 34 años,  siendo este el eje central de nuestra lucha inclaudicable.

La documentación aportada por un testigo, que fuera sustraída del Departamento de Inteligencia de la Policía de Tucumán, hecho inédito en los que a juicios de lesa humanidad se refiere, ya que es la primera vez en el país que se hallan listas de desaparecidos confeccionadas por los propios genocidas. Estos documentos históricos dan cuenta del horror vivido en la sociedad durante la década del 70, y nos confirma sin apelaciones ni eufemismos, lo que hace años venimos sosteniendo en base a  relatos de los sobrevivientes de aquel horror, esto es la existencia de centros clandestinos de detención donde se redujo a las personas allí alojadas a condiciones infrahumanas de cautiverio, vejámenes, torturas físicas y psicológicas, ejecuciones, apropiación de niños, y por si aún esto no fuera suficiente, la creación de la figura del DESAPARECIDO con el estigma que ello significó para los familiares.
La importancia de esta documental radica en que se rompió con el manto de silencio, significando ello el fin de la impunidad de los genocidas, con el convencimiento de que a pesar de todas las maniobras realizadas para ocultar sus delitos, no lo consiguieron.
Nos parece atinado, en este sentido citar una conclusión de la Procuración General de la Nación de Junio del 2008, en donde se advierte sobre la necesidad de analizar el contexto de acción en el que tuvieron lugar las conductas típicas imputadas a las personas que se encontraban detenidas en los centros clandestinos utilizados durante el terrorismo de estado, previstas para contextos opresivos en los que existe un riesgo cierto de pérdidas de bienes esenciales como la vida y la integridad física.
Ante ello queremos instar a los testigos a que aporten con su memoria a esta búsqueda de la verdad y justicia, principio rector de nuestras acciones, dejando de lado posiciones individualistas y con el convencimiento de que no podemos erigirnos en jueces para evaluar la conducta de quienes también fueron víctimas de este perverso plan sistemático.
En este juicio Tucumán pudo comprobar, tras el testimonio de los sobrevivientes, cómo funcionó el aparato genocida en Tucumán por lo que reivindicamos su valentía y agradecemos su memoria para dar este gran paso para el fin de la Impunidad, ya que esperamos condenas ejemplificadoras cumplidas en cárceles comunes como le corresponde a los aberrantes delitos cometidos.
Por la memoria de los 30000 compañeros detenidos desaparecidos.
CARCEL COMÚN Y EFECETIVA A TODOS LOS GENOCIDAS!!!
 
FA.DE.TUC.
(Familiares de Desaparecidos de Tucumán)
H.I.J.O.S.
(Hijas e Hijos por la Identidad y la Justicia contra el Olvido y el Silencio)
ANDHES
(Abogados y Abogadas del Norte Argentino por los Derechos Humanos y Estudios Sociales)
 APDH Tucumán
(Asamblea Permanente por los Derechos Humanos)
CONTACTOS:
FADETUC. RENÉE AHUALLI 0381- 154417404
APDH. ESTELA ASSAF 0381- 154136018

Ingrese su búsqueda y presione enter.
EnglishFrançaisDeutschEspañol