Repudio a linchamientos – Organismos de DDHH de Tucumán

Los abajo firmantes condenamos enérgicamente los recientes actos de violencia que han sucedido en nuestro país

Ésos, que se han disfrazado o denominado como “defensa legítima”, “exceso en legítima defensa”, “justicia por mano propia”, “ajusticiamientos”, y otros eufemismos, no son otra cosa que actos de barbarie colectiva cometidos contra seres humanos que forman parte de un colectivo estigmatizado.

Como es de dominio público, en el extremo de este tipo de actos, en la ciudad de Rosario un grupo de personas mató al joven David Moreyra. Esta agresión cometida contra una persona que fue previamente reducida y estuvo en todo momento desarmado, que nunca representó una amenaza de vida contra alguna persona del lugar, constituye un evidente caso de homicidio calificado por concurrir en el mismo los agravantes de la alevosía y el ensañamiento.

Siglos de evolución de nuestras sociedades nos han llevado a depositar en el Estado el uso legítimo de la fuerza pública para que ante conflictos y violación de derechos, sea este quien los encause y resuelva de manera pacífica, asegurando siempre el derecho a defensa.

A lo largo de décadas los organismos defensores de los Derechos Humanos hemos recorrido con paciencia y perseverancia el camino de la ley y la justicia para perseguir a quienes fueron los responsables de miles de casos de las más graves violaciones a los derechos humanos de las que tenga memoria nuestro país. Delitos aberrantes como torturas, fusilamientos, desapariciones y robo de bebés, no han hecho más que darnos fuerzas para profundizar una lucha en el marco de la legalidad.

A pesar de la existencia de múltiples leyes de impunidad, de la complicidad de muchos funcionarios judiciales, de la decadencia y muerte de los represores impunes y hasta de la posibilidad concreta de tomar venganza contra estos infames genocidas; a lo largo de décadas de una lucha desigual e injusta, nunca los organismos defensores de los Derechos Humanos ni sus miembros hemos admitido, propuesto ni tomado otro camino que no sea el de la justicia en el marco del respeto de las instituciones de la democracia y del derecho.

Por esto:

  • Declaramos aquellos actos de violencia como delitos tal cual lo establece el código penal. 
  • Condenamos su comisión y exigimos el juzgamiento y condena a sus autores. 
  • Rechazamos de plano todo debate donde proponga o sugiera su justificación. 
  • Convocamos a la sociedad a repudiar enérgicamente cualquier tipo de acto violento y a sus promotores, autores, cómplices y encubridores. 
  • Repudiamos la estigmatización de cualquier grupo o sector social, por ser discriminación y violencia fomentada por medios de comunicación y ejercida en contra de las personas identificadas como miembros de aquél. 
  • Rechazamos la violencia de cualquier tipo. 

Sobre estas bases proponemos el debate serio, frontal y sin prejuicios sobre las verdaderas causas y las posibles consecuencias de éstos y otros hechos asociados a la problemática de la violencia urbana, el delito y la discriminación.

Andhes                  
Asociacion Ex Presos Políticos de Tucumán
Asociación Madres de Plaza de Mayo filial Tucumán
Asamblea Permanente por los Derechos Humanos, Tucumán
Fa.De.Tuc
H.I.J.O.S
SEGURIDAD Y DERECHOS HUMANOSmmm

Ingrese su búsqueda y presione enter.
EnglishFrançaisDeutschEspañol