Liberaron a represor y ya comenzó a hostigar a testigos

La Cámara Nacional de Casación Penal III decidió la excarcelación del ex policía, Camilo Orce, quién había sido procesado el año pasado por el secuestro y la desaparición de dos víctimas. Sin perder tiempo, Orce se dedicó a retomar sus tareas de hostigamiento de familiares y testigos del Empalme – Ranchillos, de donde eran oriundas las dos personas por él secuestradas.


En primer lugar, rechazamos rotundamente la decisión de la Cámara de dejar libre a un conocido represor, pues su excarcelación significa el entorpecimiento de las causas judiciales que se cursan en su contra, en tanto y en cuanto Orce –y gente de su círculo- ha amenazado y amedrentado continuamente a testigos.
Desde el año pasado, Organismos de Derechos Humanos venimos denunciando las reiteradas amenazas a las que son sometidos testigos, víctimas, querellantes y abogados de las diversas causas por delitos de lesa humanidad que se llevan adelante en nuestra provincia.
El represor Orce había sido apuntado por familiares de El Empalme, a quiénes responsabilizan por las reiteradas amenazas sufridas. Se abrieron causas en su contra, patrocinadas por abogados de Derechos Humanos.
A 34 años del inicio de la dictadura militar y 35 del Operativo Independencia en la provincia, los genocidas están empezando a pagar por los crímenes y las aberraciones cometidas. Y esto es gracias a la lucha permanente de los Organismos de Derechos Humanos, organizaciones y familiares, pero principalmente de los sobrevivientes del horror.
Porque son ellos, con sus dolorosos recuerdos y su valiente espera de tres décadas, los que a través de sus testimonios dan cuenta del genocidio que atravesó este país.
Es por esto que desde los Organismos de Derechos Humanos de Tucumán exigimos al Estado nacional y provincial que establezca los mecanismos necesarios para proteger a las víctimas, testigos, querellantes y abogados en las causas que se llevan adelante por delitos de Lesa Humanidad.
Sus antecedentes
 El ex policía, Camilo Orce, había sido procesado el año pasado por el juez Federal Daniel Bejas por haber participado, vestido de civil y portando armas, del operativo que tuvo lugar en el 19 de agosto de 1975, cuando efectivos de las fuerzas represivas secuestraron primero a Héctor Ricardo y luego a su hermano Víctor Hugo González, en Empalme Ranchillos. Los hermanos fueron trasladados en esa ocasión a la Escuelita de Famaillá, en donde funcionaba un Centro Clandestino de Detención.
Los cargos que se le imputan son violación de domicilio, asociación ilícita y secuestro. Sin embargo, Bejas había dictado falta de mérito en los expedientes por la desaparición de Carlos Raúl Osores y el secuestro de Graciela Inés Osores.
El ex policía provincial, quién en 1975 se ofreció como voluntario para “luchar contra la subversión” -según consta en su expediente personal- tiene abierta dos causas por amenazas e intimidaciones contra testigos y sus defensores.

FIRMAN EL COMUNICADO:

·    ANDHES
·    FADETUC
·    ATCI
·    APDH
·    HIJOS
·    Asociación de Ex presos
·    Asociación de Madres
·    Crisálida
·    Comisión de DDHH del Colegio de Psicólogos
·    Comisión de DDHH del Colegio de Abogados

 

Ingrese su búsqueda y presione enter.
EnglishFrançaisDeutschEspañol