Incendiaron la Casa de la Comunidad Indígena El Nogalito. ANDHES repudia nuevos hechos de violencia en contra la Comunidad

El pasado 4 de Junio, en horas de la mañana, vecinos alertaron a dirigentes de la Comunidad Indígena El Nogalito sobre el incendio de la Casa Comunitaria. A fines del año pasado la Comisión Interamericana de Derechos Humanos solicitó al Estado Argentino la adopción de medidas urgentes a fin de garantizar la vida y la integridad de esta Comunidad Indígena y sus miembros. Para poner freno al hostigamiento y evitar lamentar más víctimas por defender legítimos derechos territoriales comunitarios en Tucumán, es preciso que el estado provincialconvoque al dialogo, con los principales representantes de sus órganos competentes y las partes.
La Comunidad Indígena El Nogalito viene sufriendo amenazas y situaciones de violencia a causa de la defensa colectiva de sus derechos territoriales, hace años. “La Comunidad, que sigue apostando a la vía legal para defender sus legítimos derechos, ha visto agudizadas las agresiones en su contra el año pasado, a raíz de inspecciones judiciales que constataran la usurpación y daños ocasionados por terceros identificados en territorio comunitario, donde con todo esfuerzo la comunidad había construido una Casa Comunitaria”, señalaron desde andhes. Este martes 4 de Junio, miembros de la Comunidad fueron amenazados de muerte tras constatar el incendio intencional de la Casa Comunitaria, que ocasionó la pérdida de la totalidad de los bienes alcanzados por las llamas.
Desde la ONG de derechos humanos recordaron que la situación de peligro para la vida de comuneros y para la integridad de la Comunidad El Nogalito, llevó a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) a dictar una medida cautelar de protección urgente, en Diciembre del año pasado, solicitando al Estado Argentino la adopción de medidas urgentes a fin de garantizar la vida e integridad de la comunidad y sus integrantes. “No obstante ello, la falta de respuestas adecuadas para poner freno a esta situación continúa poniendo en riesgo la vida de comuneros. El poder Judicial no da curso a las denuncias de la Comunidad, y ha negado sistemáticamente las medidas de protección solicitadas para dirigentes y referentes indígenas en reiteradas oportunidades”, indicó la Directora Ejecutiva de andhes.
La decisión de la CIDH, abrió una instancia de diálogo entre la Comunidad y la provincia de Tucumán para avanzar en una solución de fondo al conflicto. La escalada de violencia y los riesgos latentes para la vida e integridad de la comunidad y sus miembros exigen respuestas inmediatas. Es por ello que, en el marco de la mencionada medida Cautelar, dadas las obligaciones internacionalmente asumidas por el Estado y visto que continua intacta la situación de peligro para la Comunidad y sus miembros, desde andhes solicitan al Poder Ejecutivo de la provincia de Tucumán que convoque a una mesa de dialogo con los principales representantes de sus órganos competentes y las partes, a fin de resolver el presente conflicto, frenar el hostigamiento que padece la Comunidad y evitar lamentar más víctimas en la provincia, por defender sus legítimos derechos sobre territorios comunitarios indígenas.
 
Los Hechos
La familia Arce es colindante del territorio donde se encuentra ubicada de Casa de la Comunidad Indígena El Nogalito. El bloqueo por parte de esta familia del único acceso a la Casa Comunitaria (a través de un portón), la destrucción de alambrados, la rotura de mangueras de agua, el robo de medidores de luz, entre otros daños, fueron constatados por medidas ordenadas por la justicia el año pasado.
Según consta en el expediente el pasado 3 de Junio, los agresores fueron notificados de una resolución en el marco de la causa “Comunidad Indígena El Nogalito C/Arce Carlos Florencio sobre amparo a la simple tenencia” (Expte. Nº 9467/12) que tramita ante el Juzgado de Paz de Lules, a través de la cual se les ordena liberar el paso comunitario obstruido y retirarse de esa porción de territorio que ilegítimamente pretenden adueñarse,que forma parte de una mayor extensión, cuyo poseedor es la Comunidad el Nogalito desde tiempo ancestrales.
La reacción de la familia notificada fue incendiar la Casa Comunitaria allí ubicada. En la casa se resguardaban materiales de construcción para finalizar la obra, así como donaciones provenientes de programas del Ministerio de Desarrollo Social de la Provincia para ser distribuidas entre sus miembros.

Ingrese su búsqueda y presione enter.
EnglishFrançaisDeutschEspañol