Impacto de la nueva condena al estado argentino en el derecho penal juvenil

INFANCIA Y DERECHOS HUMANOS EN ARGENTINA: SENTENCIAS A PRISIÓN PERPETUA A MENORES DE EDAD
Organizado por el Colectivo de Derechos de Infancia y Adolescencia y la Fundación Sur Argentina, el próximo jueves 11 de julio a las 16hs. en Rivadavia 1479 2ºA se analizarán las consecuencias jurídicas y políticas del reciente fallo de la Corte Interamericana de Derechos Humanos que condena al Estado argentino en el caso de las sentencias a prisión perpetua a menores de edad en Argentina. Este fallo tiene gran impacto en los derechos de la infancia en general, en el derecho penal juvenil en particular, ya que insta a la Argentina a derogar el Régimen Penal de la Minoridad vigente y sancionar un sistema de responsabilidad penal juvenil acorde a los estándares internacionales sobre derechos humanos.
Participaran del encuentro el Dr. Emilio García Méndez (Presidente de la Fundación Sur Argentina); Laura Musa (Asesora General Tutelar de la Ciudad) y Facundo Hernández(ex abogado de tres condenados, Fundación Surcos – Comité Ejecutivo del Colectivo de Derechos de Infancia y Adolescencia).
Argentina es el único país en América Latina que ha sentenciado a personas menores de 18 años de edad a la pena de prisión y reclusión perpetua.  Por ese motivo, y ante el incumplimiento de las recomendaciones emitidas por la Comisión, la Corte Interamericana de Derechos Humanos acaba de sancionar al Estado Argentino.
Los hechos del caso se refieren a la imposición de penas de privación perpetua de la libertad a César Alberto Mendoza, Claudio David Núñez, Lucas Matías Mendoza, Saúl Roldán y Ricardo David Videla Fernández, por hechos que ocurrieron cuando aún eran menores de edad.
La Corte Interamericana estableció la responsabilidad internacional de Argentina por la violación de los derechos a la integridad y libertad personales de César Alberto Mendoza, Lucas Matías Mendoza, Saúl Roldán, Ricardo Videla y Claudio David Núñez, por la imposición de penas de privación perpetua de la libertad sobre éstos por la comisión de delitos cuando aún eran menores de edad.
El Tribunal consideró que dichas penas, por su propia naturaleza, no cumplen con la finalidad de la reintegración social de los niños, ya que implican la máxima exclusión del niño de la sociedad, de tal manera que operan en un sentido meramente retributivo, pues las expectativas de resocialización se anulan a su grado mayor. Además, por su desproporcionalidad, la imposición de dichas penas constituyó un trato cruel e inhumano para los jóvenes mencionados, y además violó el derecho a la integridad personal de sus familiares.
La Corte también declaró que Argentina incumplió su obligación de adoptar disposiciones de derecho interno, ya que el ordenamiento legal argentino permite la posibilidad de imponer a niños, sanciones penales previstas para adultos, así como por las limitaciones al recurso de casación existentes, las cuales derivan de las normas de los códigos procesales penales aplicados en el caso.
Además insto a la Argentina a derogar el Decreto Ley 22.278 de la última dictadura miliar, que regula el Régimen Penal de la Minoridad y a ajustar el marco legal a los estándares internacionales señalados en la Sentencia en materia de justicia penal juvenil
Cabe recordar que el Estado argentino ya había sido condenado por la Corte IDH en materia de derechos de la infancia. El año pasado fue condenado en el caso “Forneron” por una adopción irregular, que violaba entre otros, el derecho a la identidad y al debido proceso. Asimismo, ya en el caso “Bulacio”, en el año 2003, había destacado la necesidad de reformar el Régimen Penal de la Minoridad, recomendación que hoy, a más de diez año de aquella sentencia, vuelve a repetir. 
 
Comunicado de prensa de la Corte IDH y fallo completo en los siguientes links:

Para más información sobre los recorridos del caso: 

 

Ingrese su búsqueda y presione enter.
EnglishFrançaisDeutschEspañol