Elevan a juicio oral la causa por el asesinato de Chocobar

A pedido del Fiscal de Instrucción de la VII Nominación, Arnoldo Suasnabar,  la jueza Emma de Nucci decidió elevar a juicio oral la causa por el asesinato del dirigente indígena Javier Chocobar y  el ataque contra otros integrantes de la comunidad de Chuschagasta ocurridos el 12 de octubre de 2009. La jueza consideró que ya se poseen todas las pruebas necesarias contra los acusados Darío Amín, Luis Gómez y Eduardo José Valdivieso Sassi, acusados de homicidio calificado y homicidio calificado en grado de tentativa.
“La elevación a juicio de la causa por el asesinato del dirigente indígena Javier Chocobar es una medida  muy importante y que desde andhes celebramos. El esclarecimiento de este hecho aberrante, así como la condena que corresponda a los culpables, resulta urgente y necesaria para garantizar la seguridad de los miles de comuneros y líderes indígenas que al día de hoy, siguen siendo hostigados, amenazados y perseguidos por personas e intereses que – amparados en la impunidad que hasta ahora el sistema les viene garantizando- persisten en su accionar autoritario”, consideró Josefina Doz Costa, Directora Ejecutiva de andhes.
Para Doz Costa, esta sentencia es importante además porque “refuta aquellas versiones que maliciosamente buscan difundirse sobre las Comunidades Indígenas como ‘grupos violentos’. Son las comunidades quienes están dando el ejemplo democrático de la utilización de la vía legal para dirimir sus conflictos y garantizar sus derechos”. La jueza planteó, en su sentencia, que los integrantes de la comunidad se encontraban “cuidando tierra que les pertenecen por sus ancestros”.
Todo el país ha conocido este caso y ha visto aquel video en donde se observa claramente el accionar criminal, impune y prepotente de los acusados por el asesinato de Don Javier Chocobar. “Es muy importante que la justicia de una clara muestra de que actitudes y ataques como estos no son propios de la época democrática en la que vivimos”, señaló Doz Costa, al tiempo que se solidarizó con la situación del abogado Daniel Cabrera, detenido en el día de hoy en la localidad de Las Lomitas, Formosa, por ejercer su profesión en defensa de familias campesinas e indígenas.
Los hechos
El 12 de octubre del 2009, un integrante de la Comunidad Chuschagasta fue asesinado y otros tres sufrieron heridas de bala. El hecho se produjo como brutal respuesta a las acciones legales que estaba llevando adelante esa comunidad para exigir que se reconozcan terrenos de Chuschagasta como propiedad indígena. La Comunidad acusó de lo sucedido a Darío Amín, reconocido terrateniente de la zona, y a dos ex policías Jorge Valdivieso y Luis “Niño” Gómez.
Hay que entender y dejar en claro que este conflicto no es un simple caso de enfrentamiento entre partes, sino que se da en el contexto donde una comunidad indígena está reclamando que se reconozcan sus derechos.
Según Emma de Nucci, “cuidando tierra que les pertenecen por sus ancestros; entre ellos se encontraban Javier Cristóbal Chocobar (vocal de la comunidad), Andrés Joaquín Mamaní (presidente de la comunidad), Emilio Mamaní -entre otros- (…) En esas circunstancias se hicieron presentes en dichas tierras el ciudadano Dario Luis Amin (con quién ya se encontraban en litigio por la propiedad de las mismas) quién lo hacía acompañado de dos sujetos individualizados como Luis Humberto Gómez y Eduardo José Valdivieso (…) portando armas de fuego de grueso calibre sin que obre constancia alguna de que se encontraban autorizados para ello (…)”.
Luego, prosigue el fallo  “de manera temeraria y con total desprecio por la vida ajena usted (por Luis Gómez) extrajo un arma de su cintura y comenzó a efectuar disparos en dirección a éstos –uno de los cuáles habría impactado en la humanidad de Javier Chocobar quién recibió un impacto mortal (…)- produciéndose su deseso en el mismo lugar de los hechos, a la vez que Dario Amin y Eduardo Valdivieso (quien se había quedado cerca del vehículo) –ambos también fuertemente armados- comenzaron a descerrajar disparos hacia los demás integrantes de dicha comunidad –todo ello en un claro propósito homicida y de manera indiscriminada sin considerar siquiera la presencia de mujeres y niños-; hiriendo a Andrés Mamaní (…) y Emilio Mamaní (…) dándose a la fuga en el mismo vehículo en que se conducían”
En noviembre del año pasado, el juez de Instrucción de la I Nominación, Alfonso Zottoli, había dictado prisión preventiva para Amín y Gómez por el asesinato del integrante de la Comunidad Chuschagasta, Javier Chocobar, y por las heridas causadas a otros tres comuneros. La medida no había alcanzado a Valdivieso. Los dos acusados fueron beneficiados el 18 de febrero por Cámara de Apelaciones en lo Penal de Instrucción, que declaró nula la sentencia del 6 de noviembre de 2009 que dictaba la prisión preventiva para ambos, dejándolos en libertad.
Es fundamental que la Justicia actúe defendiendo los derechos de los Pueblos Indígenas y castigue con fuerza estos hechos que reproducen la opresión que las comunidades vienen sufriendo desde hace más de 500 años. Es obligación de la Justicia que estos hechos no queden impunes y haya una condena ejemplar para los responsables.

Ingrese su búsqueda y presione enter.
EnglishFrançaisDeutschEspañol