El Servicio Penitenciario de Tucumán puso en marcha un protocolo para la prevención y solución de conflictos y fomento de la mediación en contexto de encierro

El protocolo es el resultado de meses de trabajo articulado entre Andhes, la Asociación de Pensamiento Penal (APP), el Servicio Penitenciario de la provincia de Tucumán y las juezas de ejecución. Hoy tuvo lugar una reunión para informar a los directores de las unidades penales que ya está vigente esta herramienta que busca gestionar y prevenir los conflictos internos.
Este proyecto tiene como principal objetivo reducir hechos de violencia en establecimientos penitenciarios, aportando una manera alternativa de solución y resolución de los conflictos que se llevan a cabo intra muros.
“Esta nueva herramienta brindará la posibilidad de sancionar a los responsables de faltas, o gestionar los conflictos de modo creativo para restaurar la paz y evitar su repetición”, expresaron Fernanda Marchese, directora ejecutiva de Andhes, y Matías Lorenzo Pisarello, coordinador del área de Seguridad y Derechos Humanos.
Por su parte, desde la APP destacaron que esta práctica es una nueva forma de gestión y administración de las cárceles argentinas que está siendo implementada en más de 60 unidades dependientes del Servicio Penitenciario Bonaerense. También se está desarrollando un programa piloto en el ámbito del servicio penitenciario federal denominado “Dispositivo Piloto de Gestión Comunitaria de conflictos convivenciales” (Programa Mario Juliano).
En el 2015, en la cárcel de Batán (provincia de Buenos Aires) surgió la primera experiencia de protocolo para la prevención y solución de conflictos a través de mediación. El proyecto estuvo a cargo del fallecido juez Mario Juliano que, con el apoyo de Víctimas por la Paz, impulsó un radical cambio en las relaciones entre personas privadas de libertad y agentes penitenciarios.

Ingrese su búsqueda y presione enter.
EnglishFrançaisDeutschEspañol