En el Día Internacional de las Mujeres, andhes renueva su compromiso en la defensa de sus derechos y repudia cualquier forma de violencia

Desde la organización de derechos humanos expresaron que, si bien hubo avances en materia legislativa, aún falta mucho por hacer. En particular, se refirieron al tratamiento mediático que recibió el reciente femicidio de dos mujeres de Mendoza en Ecuador; al respecto manifestaron su “rechazo hacia la naturalización de la violencia en la construcción de un discurso que refuerza la culpabilización de las víctimas por exponerse a situaciones de peligro, sin cuestionar en profundidad, e incluso reforzando, aquellas construcciones discursivas en torno a la cosificación de las mujeres. Todos los días se conocen nuevos femicidios, continúan muriendo mujeres por abortos clandestinos y grandes lideresas son estigmatizadas, criminalizadas e incluso asesinadas en su lucha”.
La Directora Ejecutiva de andhes, Ana Laura Lobo Stegmayer, manifestó que “es a través de hechos como estos, que alcanzan una relevancia pública de alta magnitud, que se evidencia lo mucho que falta por hacer para alcanzar una verdadera paridad de género, erradicando todas las formas de violencia, promoviendo las buenas prácticas y el buen trato, y el respeto por la dignidad del otro, que implica la participación de todos y todas, porque la violencia machista no reconoce fronteras”.
Este 8 de marzo, Día Internacional de las Mujeres, desde andhes renovaron su compromiso en la defensa de los derechos de las mujeres, instando nuevamente a que se efectivice la aplicación de la ley 26.485 de protección integral a la mujer, así como los instrumentos internacionales que la avalan y dan fundamento,  junto con la aplicación de políticas públicas que sean necesarias a tal fin. Y con la misma fuerza, repudian la violencia hacia la mujer en todas sus formas; y exigen trabajo en condiciones dignas sin discriminación hacia la mujer, partos humanizados, educación no sexista, medidas necesarias para frenar la muerte de mujeres por abortos clandestinos e instrumentar lo necesario para eliminar las redes de trata de personas.
Finalmente, desde el Área de Género y Derechos Humanos remarcaron que continúan  luchando por los derechos sexuales y reproductivos, por una vida libre de violencia, por un libre tránsito sin acoso sexual, por la igualdad, por la libre expresión, en fin, por la libertad y el goce pleno de derechos.
 
Un poco de historia
En agosto de 1910 se realizó la II Conferencia Internacional de Mujeres Socialistas, en Copenhague, Dinamarca, donde se reiteró la demanda de sufragio universal para todas las mujeres y, a propuesta de la socialista alemana Luise Zietz, se aprobó la resolución propuesta por Clara Zerkin proclamando el 8 de marzo como el Día Internacional de la Mujer Trabajadora.
La fecha elegida para conmemorarlo coincide con dos grandes eventos en los que las mujeres trabajadoras fueron víctimas y protagonistas:
El movimiento de protesta por la falta de alimentos iniciado por las mujeres rusas el 8 de marzo de 1917 que desembocaría en el proceso revolucionario de octubre de ese año.
Y el incendio intencional en Nueva York de la fábrica textil Cotton el 8 de marzo de 1908, en el que resultaron calcinadas 146 obreras que habían ocupado las instalaciones reclamando a sus patrones mejoras salariales, reducción de la jornada laboral a 8 horas, descanso dominical y el fin de la explotación de los niños; y al gobierno federal, el control de las condiciones de higiene y seguridad. Denunciaban la inexistencia de salidas de emergencia y de elementos para combatir incendios, muy frecuentes en el rubro textil.
Así tras varios cambios, se terminó por declarar el día 8 de marzo como el Día Internacional de las Mujeres.

Ingrese su búsqueda y presione enter.
EnglishFrançaisDeutschEspañol