Andhes celebra el Día del Orgullo LGTBIQ y exhorta al Estado a avanzar en el cumplimiento de sus compromisos con este Colectivo

Desde la organización de derechos humanos remarcaron que, a pesar de los diferentes logros alcanzados en el plano legislativo durante los últimos años, resulta fundamental y urgente que el Estado tome medidas para cumplir con sus compromisos internacionales en la efectiva protección de derechos del colectivo de sexualidades divergentes (lesbianas, gays, trans, bisexuales, intersex y queer).

Desde el Área de Género y Derechos Humanos de andhes, remarcaron que si bien, tras años de lucha, se pudo transformar el discurso de un Estado invisibilizador, expulsor y hostigador que pasó de considerar a los homosexuales como “perturbadores de la decencia de la gente” durante el terrorismo de Estado, a uno que sanciona leyes específicas como las de Matrimonio Igualitario, la Ley de Identidad de Género, o el Programa Nacional de Educación Sexual Integral. Sin embargo, quedan aún cuestiones pendientes, tales como la efectiva implementación de los programas existentes, y la protección específica del colectivo trans. Para este último, resultan necesarias tanto leyes laborales, como políticas de protección frente a la violencia institucional que sufren, ya que, según informa la CIDH, el 80% de las mujeres trans latinoamericanas mueren a los 35 años o menos.

Asimismo, desde la organización, destacaron la urgente necesidad de contar con datos estadísticos fidedignos, puesto que, siguiendo a la CIDH, “…muchos casos de violencia contra personas LGBT no se denuncian ya que muchas personas, temiendo represalias, no quieren identificarse como LGBT o no confían en la policía o en el sistema judicial”. Más aún, explicaron que estigmas y prejuicios internalizados por las mismas personas de este colectivo “también pueden obstaculizar que los abusos sean reconocidos y admitidos como tales”.

En el plano local, desde andhes, mencionaron que tanto en Jujuy como en Tucumán se está trabajando con proyectos de ley que establecen la obligatoriedad de un cupo trans en el ámbito de la administración pública provincial; asimismo reclamaron por la efectiva implementación del “Protocolo de denuncia directa de abuso de autoridad y/o incumplimiento del deber de funcionario/a público”, impulsado por organizaciones de la sociedad civil, y anunciado el pasado 17 de mayo por parte de la Secretaría de Paridad de Género y el Ministerio de Seguridad de la provincia de Jujuy. Por otro lado, manifestaron su alarma ante los casos de violencia y acoso a la población homosexual y trans, especialmente en la adolescencia y juventud, tal es el caso de Nicolás Zárate, quien en abril de 2016 fue secuestrado en la puerta de un local bailable de conocida referencia para la población LGTBIQ de la provincia de Tucumán, y luego fue golpeado y abandonado en una localidad aledaña.

Finalmente, desde la organización, invitaron a la marcha que se llevará a cabo el 28 de junio a las 18hs en la Plaza Belgrano (San Salvador de Jujuy), bajo las consignas “Basta de crímenes de odio”; “Inclusión real”; y “Cupo laboral trans”.

En perspectiva más amplia

La celebración del 28 de junio encuentra su origen en los “disturbios” de Stonewall, un bar el neoyorquino,  en el que en aquella fecha de 1969, tras una redada policial para arrestar a homosexuales concurrentes, las personas presentes en el local se rebelaron contra los abusos policiales. Esta movilización dio pie a una serie de protestas ciudadanas, marcando un hito en el movimiento de liberación homosexual.

En la actualidad, en Latinoamérica la situación del Colectivo LGTBIQ varía. Sin embargo, en ninguno de los países es delito ser homosexual, a la vez que ya se ha legalizado el matrimonio entre personas del mismo sexo en Argentina, Brasil, Uruguay, Ciudad de México y Colombia, a la vez que Brasil, Perú y Ecuador cuentan con leyes contra la discriminación. Además, Argentina y Uruguay, regularon las adopciones por parte de parejas homosexuales. Sin perjuicio de ello, se estima que en Brasil, la homofobia costó la vida a 312 personas en 2013 (una víctima cada 28 horas). En México, fueron 400 entre 1995 y 2005. Y en Honduras, 186 entre 2009 y 2012.

A nivel mundial hay una clara diferencia entre países de Occidente, Oriente y África. Por ejemplo, en Nigeria el 98% de la población no acepta la homosexualidad, o en Uganda se considera a la población homosexual como una perversión y amenaza para la sociedad en especial para los niños. En países árabes, los castigos a las personas homosexuales incluyen la cárcel, condenas a cientos de latigazos en público e incluso la pena de muerte con métodos tales como la lapidación. Las personas que integran la comunidad LGTBIQ en estos países no viven su sexualidad libremente y si manifiestan su orientación sexual supone un riesgo para su vida.

Para la organización, esta muestra de lo que ocurre tanto en el país, continente y a nivel mundial, deja en claro que en este nuevo aniversario del Día Internacional del Orgullo LGTBIQ hay mucho por festejar, pero también hay muchos reclamos tanto para el Estado como para interpelar a la sociedad en su conjunto. Sólo con  leyes no alcanza, es necesario la toma de conciencia y aceptación de las libertades civiles de cada ser humano por parte de la sociedad y continuar trabajando en pos del respeto, la paridad en el trato y la igualdad de oportunidades.

Ingrese su búsqueda y presione enter.
EnglishFrançaisDeutschEspañol