Caso Facundo Ferreira: “El requerimiento de elevación a juicio oral es un paso trascendental para que los responsables sean juzgados y condenados”

Desde Andhes celebraron la decisión de la fiscala Adriana Giannoni al tiempo que cuestionaron que aún la familia no haya podido acceder al escrito judicial para conocer los detalles de la imputación sumándoles aún más obstáculos para acceder a la justicia.

Facundo Ferreira tenía 12 años cuando en la madrugada del 8 de marzo policías de Tucumán lo mataron de un tiro en la nuca. Un año y medio después de ese hecho, la fiscala Adriana Giannoni requirió la elevación a juicio en contra de Mauro Gabriel Díaz Cáceres y Nicolás Javier González Montes de Oca, como coautores del delito “homicidio agravado por alevosía en el abuso de la función como miembros integrantes de las fuerzas policiales, y por la utilización de un arma de fuego en concurso ideal con el delito de incumplimiento de los deberes de funcionario público”.

Desde la organización Andhes señalaron la medida como un paso trascendental para que los responsables sean juzgados y condenados. Sin embargo, señalaron que desde la Fiscalía se impidió a quienes representan legalmente a la familia de Facundo el acceso al escrito judicial, ello a pesar que públicamente periodistas manifestaron haber accedido al mismo y que el Ministerio Publico Fiscal circuló un comunicado de prensa sobre el tema.

Florencia Vallino, abogada de la familia señaló que “ésta postura de la fiscalía ratifica una vez más que la familia de Facundo debe luchar día a día contra los obstáculos que le interpone el Estado en el acceso a la justicia tal cual sucedió en los primeros meses de la investigación”.

Por su parte Emilio Guagnini, también representante legal de la familia, expresó su “preocupación por que a pesar de la gravedad de los hechos imputados Mauro Gabriel Díaz Cáceres no solo se encuentre en libertad, sino que además sigue prestando funciones en la Policía de Tucumán”.

Desde la organización de derechos humanos recordaron que González Montes de Oca fue privado de libertad por robar una cartera y, una vez preso por esa causa, el Juez Facundo Maggio aceptó dictarle la prisión preventiva por el asesinato de Facundo.

Finalmente, Ginés Araez, del equipo de Seguridad y Derechos Humanos de Andhes, concluyó que “el de Facundo Ferreira es un caso testigo de cómo la violencia policial se encuentra amparada por las autoridades públicas, que es un síntoma del deterioro en la calidad de las políticas públicas de seguridad y una exposición del destino que la demagogia punitiva de funcionarios y medios de comunicación deparan irresponsablemente para niños y niñas vulnerados”.

Ingrese su búsqueda y presione enter.
Share
EnglishFrançaisDeutschEspañol