Andhes repudia la grave expresión de violencia institucional y simbólica ejercida por parte del Ministerio Público de la Acusación que denota un hecho de gravedad institucional

En el día de hoy en el Salón “Vélez Sarsfield” del Colegio de Abogades de Jujuy, fiscales pertenecientes al Ministerio Público de la Acusación de la provincia de Jujuy, en ejercicio de su función, se expresaron públicamente desacreditando y rechazando las  denuncias de violencia de género,  laboral e institucional realizadas por  una funcionaria de dicha institución, quien viene exponiendo estos hechos desde hace varios años.

Dichos magistrados no solo salieron a defender a los fiscales  acusados de violencia laboral y de género: Dres. Sergio Lello Sanchez y Diego Cussel; asumiendo como propias las denuncias hacia sus colegas; sino que también se movieron en una acción corporativa y cómplice para intimidar, y en ese sentido revictimizar brutalmente a una víctima de violencia. Hecho que consideramos de  gravedad institucional , puesto que el Ministerio Público de la Acusación, institución  signataria de la persecución penal pública, debe basar su actuación no solo en  la  independencia, imparcialidad, objetividad  y la  ética sino también en el respecto de los derechos e intereses de las víctimas. Por ello la actitud colectiva asumida por los fiscales no solo expone la falta de políticas judiciales en materia de género y  pone de  manifiesto la falta de paridad de género existente en el Ministerio Público de la Acusación, (en donde el 90 % de los cargos de fiscales son ejercidos por varones) sino que además  denota la ausencia de cualidades de dichos magistrados para revestir los cargos que ocupan.

Esta expresión de violencia no solo afecta a la actora de la denuncia sino a toda la comunidad de mujeres y disidencias -develando la existencia de estructuras  patriarcales y machistas que continúan poniendo en duda la palabra de las víctimas de violencia – y por ende quita legitimidad y genera desconfianza en todo el sistema judicial  puesto que manda un mensaje disciplinador a quienes se atrevan a denunciar, en una Provincia donde se ha declarado recientemente la emergencia en violencia de género.    

A ello cabe agregar el lugar donde se llevó a cabo la conferencia de prensa, el Colegio de Abogades de la provincia de Jujuy, que con su actuar, hace manifiesta la falta de autonomía institucional, al brindarle respaldo político al Ministerio Público de Acusación,  con el agravante de que se constituye así en un ejemplo aleccionador por parte de ambas instituciones.

Finalmente manifestamos nuestro apoyo y sororidad con la Dra. Agustina Aramayo, y bregamos una vez más por una justicia con perspectiva de género, la aplicación efectiva de la Ley Micaela, el cumplimiento de concursos públicos de oposición y antecedentes y  la paridad de género en los cargos públicos.-

Ingrese su búsqueda y presione enter.
EnglishFrançaisDeutschEspañol