Andhes denunció por incitación a la violencia lo ocurrido en la marcha del 12 de octubre

Viernes, 23 de octubre de 2020

Para la organización, la conducta de un manifestante que se sacó una foto estrangulando a una persona caracterizada como Cristina Fernández implica un discurso de odio que “promueve la violencia política y de género”.

En la tarde del 12 de octubre se realizó en la plaza Independencia una protesta en contra del gobierno nacional y provincial. En el marco de dicha protesta, un joven se tomó una fotografía, que luego publicó en la red social Instagram, estrangulando con ambas manos a una persona caracterizada como la vicepresidenta de la nación, Cristina Fernández de Kirchner. Dicha conducta fue denunciada por Andhes, por entender que configura ‘incitación a la violencia’.

Desde la organización, consideraron que la conducta denunciada no constituye ni una opinión política ni artística susceptible de reclamar el amparo constitucional o convencional a la libertad de expresión.

En este sentido, enfatizaron que defienden la libertad de expresión aun en los casos en que pueda existir un completo desacuerdo con determinadas expresiones políticas y/o artísticas. “Por reprobables que puedan parecernos merecen la protección constitucional a fin de garantizar que el derecho a la libertad de expresión no se vuelva ilusorio”, explicaron desde la organización de derechos humanos.

“Lo que no defendemos, sino que denunciamos, es el discurso de odio, siendo aquél cualquiera que promueva públicamente la violencia como única manera de lidiar con el diferente, con el contrario, con el disidente o con el adversario, particularmente cuando este pertenece a un colectivo especialmente vulnerable a la violencia como son las mujeres”, expresó Fernanda Marchese, Directora Ejecutiva de Andhes. 

La organización analizó con preocupación ciertos patrones que se repiten y escalan el espiral de violencia. Que para manifestarse recurren a la violencia de género para hacerlo, en una espiral de odio que va creciendo. A través de su denuncia, se busca que el Poder Judicial ordene la restauración del daño ocasionado, o la realización de medidas de carácter educativo, como medidas alternativas a la imposición de una pena, pero siempre con la finalidad de preservar el estado de derecho, la paz y la democracia como valores supremos de la convivencia política y social.

De acuerdo a datos aportados por el Equipo Latinoamericano de Justicia y Género (ELA) 8 de cada 10 mujeres políticas argentinas sufrieron violencia durante sus carreras. Entre los casos analizados el 54% corresponden a expresiones discriminatorias, el 25% se refieren a situaciones de acoso, 16% por amenazas y el 5% por campañas de desprestigio.

Desde Andhes consideramos que no se puede permitir que estos actos de violencia simbólica hacia una mujer tengan espacio en nuestra sociedad. Debido a la emergencia sanitaria por COVID-19 y a las medidas orientadas a combatir la expansión del virus muchas  mujeres y niñas se vieron obligadas a compartir la cuarentena con sus agresores, complejizando el escenario y provocando una crisis generalizada  que resaltó las inequidades estructurales de nuestra sociedad. 

Esto se vió reflejado en escalada de violencia contra las mujeres y personas LGBTIQ+, siendo Tucumán la tercera provincia con más femicidios del país, sumando 16 casos en lo que va del 2020 según la Red Ni Una Menos Tucumán. 

En ese contexto, Andhes consideró que no pueden tolerarse, sin más, expresiones públicas, que sin importar de donde provengan, involucren un mensaje de odio y violencia contra las mujeres.


Ingrese su búsqueda y presione enter.
EnglishFrançaisDeutschEspañol