andhes apoya la ley de matrimonio igualitario

Para andhes la sanción de la Ley de Matrimonio Igualitario es esencial para ajustar nuestra legislación a estándares internacionales de derechos para lograr la igualdad de todos los ciudadanos y ciudadanas en sus derechos, y ajustar nuestro ordenamiento jurídico a la realidad social argentina. Además, andhes, junto a más de 70 Organizaciones de la Sociedad Civil de todo el país, presentaron una carta ante a los Senadores en adhesión al proyecto de ley que cuenta con media sanción por parte de la Cámara de Diputados, que propone modificar el Código Civil para garantizar la igualdad en el matrimonio de todas las personas. Acceda a la carta aquí.


 Andhes considera al derecho como una herramienta de cambio social, y es éste quien debe receptar la realidad social, enmarcándola en el derecho. La innegable existencia de parejas homosexuales y la de diversos tipos de familia, como las monoparentales y homoparentales, obliga a la los representantes del pueblo a actualizar su legislación brindando protección a una situación que acompañó desde siempre a la humanidad y que hoy, a través de un lucha comparable a la de la mujer, busca finalmente un reconocimiento legal y social que permita completar ese concepto de Estado plural y profundamente democrático que desde la reforma de 1994 el pueblo argentino decidió llevar adelante. Lo que se pretende, desde una visión democrática del derecho, es corregir la aplicación desigual de una norma jurídica otorgándole derechos a un grupo minoritario tradicional e históricamente discriminado por su condición afectivo sexual.
Siguiendo los estándares fundamentales del  Derecho internacional de los derechos humanos, plasmados en numerosos Tratados y Convenciones Internacionales y receptados por Nuestra Constitución Nacional, gracias al art 75 inc 22 y,  siguiendo además, los pilares enmarcados en los artículos 16 y 19 de nuestra carta magna,  tenemos que decir que surge de manera clara y sin ningún margen de discrecionalidad el “principio universal de igualdad y no discriminación” Este principio implica, entre otras cosas, que todas las personas somos iguales ante la ley, en iguales condiciones, y que no se puede discriminar a ninguna persona si esa diferenciación se basa en motivos raciales, étnicos, sexuales, idioma, opiniones políticas, etc.
La Convención Americana de Derechos Humanos contiene un catálogo de criterios específicos en virtud de los cuales está prohibido discriminar. Su artículo 1.1 menciona como criterios prohibidos de discriminación: raza, color, sexo, idioma, religión, opiniones políticas o de cualquier otra índole, origen nacional o social, posición económica, nacimiento o cualquier otra condición social.
De modo que el texto convencional, como principal punto de partida para analizar cuáles situaciones constituyen alguna forma de discriminación, presenta un listado claro de categorías prohibidas y todos los destinatarios de las normas de derechos humanos saben a qué criterios pueden o no acudir a fin de establecer diferencias.
Así, utilizando estas categorías que la doctrina denominó “categorías sospechosas” de discriminación, se establece que todo trato desigual basado en alguna de esas circunstancias debe ser sometido a un ‘escrutinio, examen e investigación especialmente riguroso para evaluar su convencionalidad o constitucionalidad, y a su vez requiere un plus de fundamentación de su objetividad y razonabilidad’.
En este contexto es el Estado quien debe velar por el efectivo cumplimiento y goce de los derechos humanos de todas y todos. Esto implica que ante una negación de derechos a determinado grupo por motivos puramente discriminatorios, debe ser el Estado, desde sus tres poderes, el garante de estas personas que han visto, sistemáticamente, a lo largo de la historia de la humanidad, sus derechos vulnerados. Es por ello que sostenemos que el Estado Argentino está obligado a revisar normas matrimoniales que excluyen a parte de la ciudadanía por su orientación sexual no siendo esta discriminación, de ningún modo, razonable y objetiva; resultando, así, inconstitucional.
El matrimonio Universal implica el reconocimiento social, cultural y jurídico que regula la relación y convivencia de dos personas, del mismo o de diferente sexo. Este matrimonio que propugnamos debe tener iguales requisitos y efectos que los ya existentes para los matrimonios entre personas de distintos sexos. Es un hecho que  no existe una única forma de conformar una familia y esto no tiene que ver con creencias religiosas ni morales, esto es una cuestión de hecho, una cuestión que un Estado de derecho no puede dejar de ver.
La importancia de estos debates radica en la posibilidad y la oportunidad de poner fin a una injusta y discriminatoria situación que viven ciertas personas, basadas en su  orientación afectivo sexual y siguiendo al Constitucionalista Gil Domínguez tenemos que decir que para el reconocimiento por parte del derecho “todos los estilos de vida valen lo mismo”. 
Más allá de esta escueto exposición normativa, resulta indignante que luego de tantos años desigualdad, exclusión y violencia contra minorías de genero, o raciales o ideológicas, se pretenda retornar a la lógica de la expulsión y la segregación. Creemos que ya es tiempo de mirar sin miedos los sentimientos y los sueños de hombres, mujeres, transexuales, en fin, de todos los ciudadanos que poblamos esta Nación y comprenderlos, porque sólo a través de una comprensión seria se integra verdaderamente, se reconoce, se incluye … porque si no se incluye se juzga, se toma distancia, se produce el distanciamiento y la incomprensión.
Desde andhes, queremos, por supuesto, el cumplimiento efectivo del texto de la Constitución Nacional y los tratados internacionales, pero además, pensamos que es el momento de que el Estado Argentino asuma una actitud activa y profundamente humana para caminar hacia adelante, para que todos… todos los habitantes de este suelo sientan que las instituciones por fin los miran, los entienden y les permiten que, desde una pacífica libertad, cada uno cada uno elija, sin miedos ni impedimentos, su proyecto de vida.

Ingrese su búsqueda y presione enter.
EnglishFrançaisDeutschEspañol