Organizada por andhes en el Colegio de Abogados de Tucumán, se llevó a cabo la mesa panel “Adolescentes y la ley Penal en conflicto. Aportes, desafíos y estrategias de comunicación desde una mirada regional”, donde participaron distintas personalidades que llevan a cabo la lucha para que en Argentina no se baje la edad de punibilidad. Además Luis Pedernera, experto de la ONU compartió la experiencia llevada a cabo en Uruguay.

Abrió la mesa panel Ana Laura Lobo Stegmayer, Directora Ejecutiva de andhes, quien en su apertura dejó en claro el rechazo por parte de la ONG a las coberturas e informes periodísticos que generen estereotipos sobre los niños, niñas y adolescentes. “La cobertura del polaquito que realizó Lanata es un ejemplo claro de crueldad a la hora de informar. Se trata de estigmatizar a los niños, niñas y adolescentes” dijo Stegmayer. Además declaro que “los medios construyen sentido común basados en estereotipos falsos que legitiman las políticas públicas regresivas”.

Sebastián Lorenzo Pisarello de Agencia de Prensa Alternativa, se encargó de analizar los medios, la disputa en el sentido común y la modificación de la política pública. Profundizó el análisis de lo realizado por Lanata sobre el polaquito y sostuvo que “hoy en los medios se habla de los niños como delincuentes, el polaquito es un ejemplo paradigmático de ello generando una corriente de opinión creciente”. Lorenzo Pisarello además compartió su visión de las futuras políticas públicas que se pretende implementar en Argentina, manifestando que “los medios preparan el terreno para tratar la ley penal juvenil y la baja de punibilidad de los menores”. Para finalizar, el comunicador subrayó la labor que le toca hoy a los comunicadores y organismos de DDHH por construir políticas públicas reales para que los niños, niñas y adolescentes puedan mejorar su calidad de vida.

Emanuel Gall de Agencia ANITA, fue el encargado de la ponencia sobre los medios, estereotipos e infancia, comentando que es un desafío comunicacional establecer cómo contar, elegir el lenguaje, y la forma de representar los temas. Para Gall, en la época actual “los medios viven con nosotros y construimos la realidad en base a ello. Esto es consecuencia del alto consumo mediático gracias a la sinergia de la multiplataforma. La comunicación es mercancía y tenemos pocas posibilidades de generar voces diversas”. El comunicador manifestó que “no debemos permitir que los medio dispongan la agenda política del país y avalen los embates de este nuevo rol criminalizandor del estado”.

Luis Pedernera, experto independiente de la ONU hizo su aporte sobre su experiencia en Uruguay, y dio a conocer mitos falsos que están implantados en la sociedad actual, en relación a la baja de edad de punibilidad.
Cada vez son más los jóvenes que comenten delitos violentos. Es falso. Hoy sólo un 3% de los delitos son cometidos por jóvenes menores de 18 años”, sentenció el experto en la materia.

Los centros de detención reinsertan a nuestros niños, niñas y adolescentes en la sociedad. Claramente nunca ellos vieron cómo viven los niños en estos lugares, privados no sólo de su libertad, sino imposibilitados de participar de actividades educativas y recreativas. Estos no son sistemas propios para los niños”.

Para Pedernera el desafío está en promover el derecho de los niños y niñas con aristas no punitivas para evitar que la fragmentación social se siga profundizando.

Para cerrar la mesa, Florencia Vallino, coordinadora del Área de Derechos de Niñez y Adolescencia de andhes sostuvo que hay distintas formas de entender al derecho. “Desde andhes entendemos al derecho como dialéctica social”. Resaltó como elementos claves para pensar el contexto actual a los DDHH como marco normativo y a la participación política de niños niñas y adolescentes como actores fundamentales para redemocratizar el derecho y su práctica en la realidad concreta.

Al finalizar la jornada chicos y chicas de diferentes organizaciones sociales que trabajaron en el proceso de construcción del Informe Alternativo al Comité de los Derechos del Niño de Naciones Unidas, compartieron su experiencia posicionándose como sujetos activos para lograr un cambio social.