Andhes junto a organizaciones de la sociedad civil denunciaron ante la Relatora Especial sobre la violencia contra la mujer de la ONU la grave situación de violencia que atraviesan las mujeres de la región

En el marco de la visita oficial que la Relatora Especial de Naciones Unidas sobre violencia contra la mujer, sus causas y consecuencias, Dubravka Šimonovic, andhes ofreció evidencia acerca de las situaciones de extrema vulnerabilidad que atraviesan las mujeres de la Región NOA.

La organización de derechos humanos destacó la visita como una oportunidad más para insistir en la falta de políticas públicas y otras respuestas adecuadas por parte del Estado para combatir y erradicar definitivamente la violencia hacia las mujeres. En este sentido, según lo manifestó el área de Género y DDHH de andhes, “actualmente en las provincias del NOA resulta de suma preocupación la falta de acceso a la justicia que atraviesan las mujeres, a raíz de la no adecuación a las normativas vigentes a nivel nacional e internacional en materia de salud sexual y reproductiva, mientras que el incremento en el número de femicidios, da cuenta de un vacío institucional y un contexto político en el que continúan reproduciéndose estereotipos violentos y discriminadores especialmente contra las mujeres trans y en diferentes situaciones de vulnerabilidad”.

Asimismo, desde andhes, se aprovechó el encuentro para insistir en sus denuncias sobre casos concretos atravesados por la violencia institucional, el sistema de salud, y la discriminación en base a estereotipos de género, todo cual recae en la falta de un efectivo acceso a la justicia.

Tal es el caso de Celeste, una joven trans tucumana, que en 2013 fue víctima de abuso sexual y tortura, entre otras violaciones a sus derechos, por parte de agentes policiales de San Miguel de Tucumán. En este caso, el tribunal que llevó adelante su juicio oral, condenó recientemente  a cinco años de prisión a dos de los imputados, por los delitos de privación ilegítima de la libertad y falsedad ideológica de instrumento público, mientras que respecto a los delitos mayores de abuso sexual y encubrimiento agravado, la sentencia anuló el requerimiento de elevación a juicio y ordenó que se vuelva a la etapa de instrucción. Esta situación se ve agravada por la extrema vulnerabilidad de Celeste, quien no llegó a constituirse como querellante en su propio caso.

Por otro lado, la ONG presentó el caso de una joven trans de Jujuy, actualmente en vías de judicialización, a raíz de que su obra social la discriminó al negarle el acceso a la implantación de prótesis mamarias, basada en el hecho de que la provincia no ha adherido a la Ley de Identidad de Género, siendo que la normativa vigente abarca todo el territorio nacional.

Finalmente, desde andhes sostuvieron, junto a la Mesa de Belén, la exigencia de una justicia acorde a los estándares internacionales en materia del goce de derechos sexuales y reproductivos que respeten la decisión y autonomía de las mujeres.

De acuerdo con su mandato, la Relatora, además de recepcionar y recopilar información, tiene entre sus fines el recomendar medidas, formas y medios a nivel nacional, regional e internacional para eliminar la violencia contra las mujeres, sus causas, y reparar sus consecuencias. Durante su visita, también sostendrá encuentros con diversas autoridades ejecutivas, legislativas y judiciales, académicxs, y con mujeres víctimas de violencias.