A las 7 de la mañana del día de hoy, y sin ninguna notificación a sus abogados, agentes del Cuerpo Especial de Operaciones Policiales (CEOP) de la provincia de Jujuy, procedieron a trasladar por la fuerza a la Sra. Milagro Sala, del lugar donde cumplía con el arresto domiciliario hacia el Penal de Alto Comedero.

Sus abogadxs tomaron conocimiento de la resolución del Juez Pullen Llermanos por la que se dispuso esta medida, después de hacerla efectiva. En la misma expresamente manda “…Diferir la notificación a los letrados defensores a los fines de evitar que la imputada tome conocimiento anticipado de lo dispuesto en autos, de modo que no se perjudique el normal desarrollo y/o eficacia del procedimiento del traslado” Es evidente aquí la vulneración del más básico derecho de defensa.

La Cámara de Apelaciones y Control de la provincia de Jujuy dispuso revocar la prisión domiciliaria, disponiendo el reingreso de Milagro Sala a la Unidad Penal N°3 de “Alto Comedero”, medida apelada por lxs abogados y que estaría en proceso de revisión. Con lo cual queda claro que el juez Pullen LLermanos excedió su jurisdicción con esta resolución.

Desde la organización, destacaron que la CIDH, constató que la situación presentada involucra la detención de una prominente líder social, mujer e indígena, que estaría enfrentada con el gobierno actual de la provincia y que sería identificada como parte representativa de un sector de oposición, con esto dan cuenta que la concreción del atropello a todas las garantías judiciales que hoy se aprecia, sólo demuestra que el Estado Provincial una vez más, hace uso del poder que ostenta.

En la Provincia de Jujuy, desde diciembre del año 2015, se han desarrollado diversas estrategias estatales de hostigamiento y persecución penal, que ponen en cuestión el Derecho a la Libertad de Expresión y a la Protesta Social, y que HOY se materializa en el serio daño a la vida e integridad personal de Milagro Sala, que el 27 de Julio la CIDH, demandó prevenir y evitar. El procedimiento policial desplegado, sin duda nos retrotrae a las épocas más oscuras de la historia de nuestro país.

Andhes repudia la vulneración de las garantías judiciales en el traslado de Milagro Sala al Penal de Alto Comedero y exige al Estado Provincial que respete la medida cautelar de la CIDH, solicitada por Amnistía Internacional, ANDHES y el CELS.